Tags Posts tagged with "aceite de linaza"

aceite de linaza

De nuevo aprovecho una anécdota que me ocurrió recientemente para daros alguna idea práctica. Me encontraba yo barnizando unas vigas de madera para exterior colocadas en un jardín; el problema que había es que las vigas eran muchas y grandes, por lo que la cantidad de barniz de poro abierto que íbamos a necesitar nos obligaba a destinar un enorme presupuesto en compra de material. El barniz de poro abierto es un producto excelente, pero tiene un «pequeño» inconveniente: es caro. Entonces me vino a la memoria la solución de toda la vida, empleada en muchos pueblos para nutrir y aportar color y resistencia a las maderas de exterior: el aceite de linaza.

Este aceite se obtiene mediante prensado de las semillas del lino, y se emplea habitualmente para elaborar otros productos, como por ejemplo las pinturas al óleo que utilizan los artistas. Tiene un fuerte poder impermeabilizante y nutritivo, y en maderas oscuras aporta también intensidad al color. No es tan recomendable para especies claras como el pino o el haya, porque tiende a amarillear; en muebles de interior tampoco se suele emplear, porque puede dejar manchas grasas y no crea película externa, como los barnices. Digamos más bien que es mejor usarlo en muebles y superficies de tipo rústico: encimeras de madera cruda, vigas sin cepillar, mesas tocineras…

Pero es en el exterior donde más se aprecian sus cualidades. No sólo es muy barato (unos cinco euros el litro), sino que además crea una película protectora frente a la humedad sin formar capa cristalizada, como hacen los barnices. Es un producto totalmente ecológico y natural, y aunque desprende un olor intenso, no es en absoluto desagradable y desaparece al de un tiempo. El aceite de linaza cocido o con secativos es la mejor opción, porque el aceite crudo tarda mucho tiempo en secar. Se suele aplicar con brocha y se limpia con aguarrás puro.

Si queréis aportar color al aceite, se puede teñir sin problemas con tintes para madera al disolvente (añadiendo un poco de tinte al aceite, según la intensidad de tono que queramos) o con pinturas al óleo. Probadlo y me lo contáis.

Imagen:
Decorablog.