Tags Posts tagged with "acabados"

acabados

Volvemos hoy con una nueva entrega de nuestros arreglos sencillos, trucos y técnicas de bricolaje. Ya los sabéis: todo aquello que podáis arreglar o realizar vosotros mismos, sin tener que acudir a un profesional (de todas formas, ya sabéis que en TuManitas están los mejores profesionales para reformas y trabajos en el hogar, con los presupuestos más interesantes de la Red).

Acabado blanco envejecido para muebles
Ésta es una consulta que me hacen habitualmente: ¿cómo puedo obtener ese acabado blanco desvaído que tienen algunos muebles de estilo? El acabado en concreto se llama “blanco decapado”, y lograrlo es más fácil de lo que parece. Lo primero que hay que hacer es limpiar bien el mueble a renovar; si está barnizado o pintado no es necesario decaparlo. Bastará con un lijado superficial, una mano de imprimación (selladora sintética), y listo. Cuando la imprimación esté seca, aplicaremos dos capas de un esmalte-laca blanco satinado, preferiblemente con rodillo o brocha de pelo natural. Cada mano se puede lijar con lija nº 400 humedecida en agua jabonosa; hay que insistir un poco en las molduras y los cantos para dejar al descubierto parte de la madera. Esto dará un acabado más auténtico a nuestro envejecido. Para terminar, es recomendable aplicar una mano de pátina de cera para envejecer; puede comprarse en tiendas de manualidades, pero también la podemos hacer en casa. Basta con retirar dos cucharadas de cera de una lata de cera incolora o amarilla para muebles, y rellenar el hueco con Betún de Judea; después se derrite la cera en el microondas o al baño María, se mezclan los componentes y se deja enfriar. La pátina se extiende con una brocha y, transcurrida una hora, se le saca brillo con un cepillo para zapatos envuelto en una media. ¡Un resultado de profesional!

Cuidado con los barnices que amarillean
Y siguiendo con el tema de acabados, os quiero hacer una recomendación para que no os llevéis una desagradable sorpresa a la hora de barnizar. A veces queremos dar protección con un barniz incoloro a alguna superficie; pues bien, hay que recordar que muchos productos tienen un tono ligeramente amarillo, aunque en el envase diga “incoloro”. Hay que tener especial cuidado si queremos barnizar una superficie pintada o teñida de blanco o azul, ya que con un barniz de estas características, terminará por quedarse amarillenta o verdosa. Los barnices sintéticos suelen amarillear casi siempre, por lo que en estos casos, los acrílicos son la mejor opción.

Imagen: Mobiliario-hogar.com

ceramica nuevas tendencias

Conocida desde la Antigüedad, la cerámica ha sido siempre una compañera inseparable en la construcción de viviendas y objetos de uso cotidiano, gracias a su resistencia, limpieza y su gran belleza. Es un material totalmente ecológico que puede llegar a durar siglos, lo que lo hace perfecto como revestimiento. En este momento, la cerámica está viviendo un renacer gracias a sus aplicaciones en el campo del diseño; no hay más que contemplar el pabellón español de Expo Zaragoza 2.008 para ver sus enormes posibilidades. Este pabellón, obra del arquitecto Patxi Mangado, consistía en un “bosque” de 750 columnas de cerámica de entre 11 y 16 metros de altura que envuelve una serie de volúmenes de vidrio en donde se realizaron las exposiciones.

Las posibilidades que ofrece la cerámica a interioristas, arquitectos y profesionales del ámbito de la construcción son actualmente muchísimas. Las nuevas propuestas toman muchas formas: el material estrella es, desde hace ya tiempo, el gres porcelánico. Se pueden destacar diseños como el de la serie Vintage de Porcelanosa (www.porcelanosa.com), que ha desarrollado una línea para suelos cuya imitación de la madera resulta tan perfecta como atractiva. Siguiendo esta tendencia de “reinventar” la madera, la serie Rockwood de Keramia (www.keramia.es) reproduce maderas de arce, teca, wengué y roble. Otras líneas van más allá y consiguen acabados similares a los de los pavimentos de cemento pulido o encerado, como la serie Actual, de Edimax (www.edimax.it), o se centran en los acabados, consiguiéndose efectos tan espectaculares como el de la línea Priorato, de Keros Cerámica (www.keros.com), cuyas baldosas ofrecen una superficie mate con sutiles destellos de brillo. Y para terminar, para los amantes de los clásicos del lujo no pueden faltar las líneas que reinterpretan las piedras naturales, como el mármol (serie Ivory de Peronda Cerámicas: www.peronda.es), las rocas volcánicas (serie BSP de Lea Ceramiche: www.ceramichelea.it) o las piedras de cantera (línea Clave de Gaya: www.gaya.es).
En definitiva, un mundo de revestimientos con nuevos diseños y acabados para todos los gustos, y en un material que se reinventa constantemente para seguir acompañándonos en nuestras vidas: la cerámica.

pintura decorativa

Hace años solamente teníamos dos opciones para decorar las paredes de nuestras casas: el socorrido gotelé y los acabados lisos, casi siempre pintados al temple. Actualmente las cosas han cambiado mucho; los estucos y las paredes de tipo rústico han dejado de ser patrimonio exclusivo de unos cuantos afortunados, y gracias a una gran cantidad de materiales que las firmas de pintura más importantes ponen a nuestra disposición, podemos decorar nuestras paredes con acabados dignos de una villa toscana. Estos revestimientos reciben muchos nombres: tierras florentinas, estucos venecianos, rústicos… Por lo general se componen de dos partes: una base que crea la textura (cuando es necesaria) y aporta un tono de fondo, y una capa superior semitransparente que enriquece las tonalidades y, en muchos casos, aporta brillo y protección. Los resultados pueden ser de muchos tipos: desde un acabado de tacto liso pero con un color que hace aguas, hasta una pared de tipo rústico que simula un encalado a la antigua, realizado con llana y coloreado en masa (los pigmentos se incorporan al material para dar color, sin necesidad de pintar después),
Para obtener un resultado perfecto en la aplicación de estas pinturas es necesaria cierta habilidad y experiencia; los profesionales son los más indicados para realizarla. Pero si sólo queremos decorar una pared o un espacio no muy grande, podemos arriesgarnos a hacerlo nosotros mismos. Es conveniente “ensayar” primero sobre una tabla grande para asegurarnos de que el efecto es el que queremos conseguir. Algunos materiales vienen ya listos para su aplicación, mientras que otros hay que mezclarlos con el agua y los pigmentos para prepararlos. Los acabados rústicos con textura suelen extenderse con llana o espátula, mientras que las pinturas se suelen aplicar con una brocha ancha y plana de buena calidad, un trapo o una esponja natural (dependiendo del efecto que queramos conseguir).