Cubiertas y tejados de tegola

Cubiertas y tejados de tegola

0

tejado tegola

La palabra “tegola” es un nombre comercial que se ha terminado por aplicar al material de forma general. Un poco como lo que ha sucedido con términos como “pladur”. Bajo esta denominación se engloban las tejas asfálticas (su auténtico nombre), placas de material asfáltico o bituminoso con un acabado exterior realizado a base de gránulos minerales aglutinados con resinas. Estas placas son un material muy habitual para revestir cubiertas de casetas, pérgolas, etc.,  ya que son resistentes y económicas.

Un trabajo para profesionales

Revestir una cubierta con tegola es un trabajo duro, que si bien puede hacerlo uno mismo (siempre que cuente con conocimientos, herramientas y colaboración) es mejor dejar a los profesionales. ¿Por qué? Pues porque nos garantizan un resultado perfecto, sin riesgo de sufrir luego problemas como goteras o desprendimientos de las placas. Además el trabajo requiere subirse a las cubiertas, con el consiguiente riesgo que ello supone. La tegola o placa asfáltica se presenta en distintos colores y se puede adquirir en centros de bricolaje y almacenes de construcción.

Aunque no vayáis a revestir vosotros mismos las cubiertas, siempre viene bien tener unas nociones sobre cómo se hacen los trabajos para que luego no nos den “gato por liebre”. La base del tejado suele estar formada por tableros de aglomerado o contrachapado hidrófugo, que antes de forrar con la tegola se deben proteger con una lámina bituminosa aislante. Estas láminas pueden ser de las que se fijan con lanza soldadora, pero también las hay autoadhesivas. La lámina debe doblarse para proteger los bordes de la cubierta, y si el tejado tiene dos o más aguas, hay de ir colocada de forma que las tiras solapen a las vecinas.

Clavos inoxidables y masilla de poliuretano

Las placas de tegola se colocan con clavos galvanizados o de acero inoxidable, sellando bordes y juntas con masilla de poliuretano especial para este tipo de trabajos (puede ser Sikaflex, de Axton o de cualquier otra marca de calidad). En la foto que encabeza este artículo podéis ver una cubierta a cuatro aguas a medio revestir con las placas de tegola: las piezas se colocan al tresbolillo, de forma que las juntas verticales coincidan siempre con la mitad de las piezas inmediatamente inferiores y superiores de cada hilera. Los recortes que sobran a la hora de ajustar las piezas se pueden utilizar para el remate de la cumbrera y para las esquinas o huecos.

Si queréis instalar un tejadillo, pérgola, caseta… en vuestra terraza o jardín, una cubierta de tegola puede ser lo más adecuado para techar la estructura. No dudéis en consultar a los profesionales de Tumanitas.com sobre ésta y otras soluciones.

 

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario