Cuatro técnicas diferentes para aplicar pátinas

Cuatro técnicas diferentes para aplicar pátinas

Las pátinas son una técnica pictórica que combina dos colores para lograr sorprendentes acabados, efectos y texturas. Por norma general, las pátinas se aplican en la totalidad de las paredes de una habitación, pero es recomendable dar una pátina sólo en una pared si la estancia con la que contamos es de reducidas dimensiones.

Pero, ¿qué técnicas diferentes se utilizan para la aplicación de una pátina?. Hagamos un breve repaso…

Trapeado: Esta técnica consiste en la aplicación de una capa de pintura (fondo o base) y posteriormente su pátina. Después de la aplicación de esta última, se procede a eliminarla parcialmente con un trapo. Esto dotará a la superficie de un acabado de formas irregulares de lo más interesante.

Veladuras: Se aplica la pintura y se retira como si se deseara dejar la pared limpia. La técnica es parecida al trapedao, sólo que en la veladura se debe eliminar más cantidad de pintura.

Esponjeado: La pintura se aplica directamente con una esponja. Es preferible contar con una esponja de superficie irregular. Si por alguna de aquellas no encuentras ninguna, puedes cortarla tú mismo como más te guste.

Veteado: Esta técnica persigue recrear el efecto de las vetas de la madera. Para ello se emplea un peine especial que retirará parte de la pintura y hará unas líneas sobre la madera.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario