Cosas que no te cuentan cuando vas a ser padre…

Cosas que no te cuentan cuando vas a ser padre…

0

bebeUna de las cosas más ilusionantes que hay en la vida es esperar la llegada de un bebé. Tu mundo va a cambiar para siempre, y tú lo estás deseando. Tu pareja y tú, contáis los meses, los días, las horas…para poder tenerlo entre vuestros brazos. Para hacer la espera más llevadera, os dedicáis a comprar todo tipo de cositas para el bebé. Una de esas ilusionantes cuestiones es, su habitación, hay que preparar todo para el nuevo miembro de la familia.

SHHHHH!

Busca el cuarto más silencioso que tengas en casa, este es un consejo que poca gente te cuenta, pero es la ley de oro. Si te toca un hijo con sueño ligero, sudarás tinta cuando tus amigos vengan a visitarte. Por ello, es mejor ubicarlo en una zona silenciosa.

Olvida los roles

No pintes tus paredes de rosa si es niña y de azul si es niño. Nos encasillamos desde pequeños, marcamos roles y prejuicios con los que, puede que nuestros hijos no se sientan identificados al crecer. No hay nada mejor que ser original, utiliza colores neutros como el beige, verde…busca colores alegres pero relajantes, nada chispeantes. Por otra parte, sé listo, cuando crezca es posible que sea un pequeño artista y te pinte todas las paredes. Así que hazte con una pintura lavable, no vaya a ser…

No pongas moqueta

Te arrepentirás con la primera vomitona, y no tardará en llegar. Las moquetas suenan muy bien, un suelo cálido y acogedor. En el cual tu hijo no se hará tanto daño al caer, y que sentirá agarimoso. Nos lo imaginamos todo muy bonito, a nuestro bebé gateando por una bonita moqueta. Nada de eso, son una fuente de suciedad. Los ácaros se esconden en ellos y son imposibles de quitar. Un niño está muy en contacto con el suelo, por lo que la limpieza será muy escrupulosa es esos años. Hazte un favor y no te compliques.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario