Construir en altura

Construir en altura

0

architecture-22039_640

La arquitectura contemporánea, en muchos casos, es sinónimo de la arquitectura en altura. A día de hoy estamos acostumbrados a ver rascacielos en las ciudades más importantes y este es un símbolo de modernidad y poder. Hasta hace relativamente muy pocos años no era posible realizar este tipo de construcciones. A lo largo de nuestro artículo de hoy te explicaremos cómo ha sido posible llegar a construir edificios de esta altura.

Arquitectura en altura en el pasado

La arquitectura en altura no es una novedad de nuestros días. Desde la antigüedad se ha tratado de construir a alturas cada vez más altas si bien antes no era posible llegar a las altitudes a las que llegamos a construir a día de hoy. A lo largo de la antigüedad se erigieron altos edificios como templos escalonados o faros. Sin embargo a pesar de que en su época eran edificios muy altos apenas superaban varias decenas de metros en altura.

Durante la época medieval, especialmente en el gótico, las catedrales elevaron sus torres hacia lo alto tratando de llegar a la mayor altura posible.

Los primeros rascacielos

Sin embargo para llegar a construir los primeros rascacielos tuvo que pasar mucho tiempo. No fue hasta principios del siglo XX cuando los avances tecnológicos nos permitieron comenzar a realizar este tipo de construcciones. Fue, sobre todo, gracias al acero y el hormigón armado que fue posible comenzar a realizar este tipo de arquitectura en altura. Los nuevos materiales eran muy resistentes pero también eran más ligeros y permitían abrir amplios vanos. Esto permitía aligerar el peso de toda la construcción y elevar más y más, en altura, todo el edificio.

Arquitectura en altura hoy

Sin embargo aquellos primeros rascacielos de principios del siglo XX poco, o nada, tienen que ver con los rascacielos que construimos en la actualidad. Actualmente contamos con materiales mucho más resistentes y ligeros que los que mencionábamos en el apartado anterior. Esto, así como las nuevas técnicas constructivas y los nuevos conocimientos de ingeniería, nos permiten aumentar la altura de los rascacielos y desafiar, cada día un poco más, la gravedad.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario