Construir con piedra: los tipos básicos

Construir con piedra: los tipos básicos

0

Las casas de piedra son tan hermosas como sólidas y resistentes. La piedra es un material de construcción antiquísimo, que se utiliza desde los primeros tiempos de la Humanidad. Testimonio de la gran resistencia y durabilidad de las construcciones pétreas son las célebres Pirámides de Egipto, o estructuras de la época romana como el Coliseo o el Acueducto de Segovia.

Hoy día la piedra se emplea menos en edificacion al resultar más cara y difícil de manipular; pero en viviendas unifamiliares o en rehabilitación de casas de campo, es una solución ideal por todas sus ventajas (durabilidad, estabilidad térmica, mantenimiento innecesario, resistencia, estanqueidad y belleza).

Hoy día, en construcción y revestimiento de fachadas se emplean cuatro tipos de piedra básicos, además de muchas otras características de distintas regiones.

Arenisca:
de color ocre-rojizo, puede ser más o menos blanda dependiendo de la cantidad de cuarzo que tenga. No son adecuadas para zonas muy húmedas, ya que la lluvia las degrada.

Pizarra:
esta roca se presenta casi siempre en lajas y ostenta un atractivo color irregular, entre negro y verdoso. Es excelente para impermeabilizar, y se emplea también para cubiertas. Más que en construcción se usa para revestimiento de zócalos y zonas de fachada, excepto en algunas regiones donde su uso es característico (como en la casa de la imagen, típica de los llamados Pueblos Negros de Guadalajara).

Granito: se trata de una roca durísima que puede presentar distintos tonos, aunque en construcción se suele emplear la variedad gris. Casi siempre se usa en forma de sillares. Es la variedad más resistente frente a las agresiones de la intemperie.

Cuarcita:
al igual que la pizarra, esta roca se presenta en lajas, en este caso de color entre blanco y amarillo. Su uso principal suele ser en mampostería y revestimientos.

Caliza:
la roca con mayor contenido en carbonato cálcico. Se ve muy afectada por la contaminación química, por lo que no es recomendable su uso en construcciones de ciudades o zonas industriales. Por otra parte, resulta muy eficaz contra la humedad y es muy atractiva, presentando un suave tono entre ocre y crema.

Imagen: Trensamiro.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario