Consejos para sellar con silicona

Consejos para sellar con silicona

Sellar junta silicona

La silicona es una de las aliadas imprescindibles para los profesionales de las reformas y los amantes del bricolaje. Diseñada fundamentalmente para rellenar juntas de forma estanca, impermeable y flexible, en ocasiones se usa también como adhesivo. Si bien este material tiene muchísimas ventajas, también cuenta con un gran inconveniente: no es fácil de manejar. Pero con los consejos que vamos a ver en este post, la tarea será mucho más sencilla.

Pistolas de cartucho

La silicona se suele presentar en cartuchos, destinados a ser empleados en una pistola especial. Hay pistolas manuales (las de toda la vida) y pistolas eléctricas, a cable o con batería. Para poder aplicar los cordones de silicona en las juntas a aislar (por ejemplo, en la unión de la bañera y el alicatado de la pared, en la base del pie del lavabo, en la esquina donde se juntan dos paneles de yeso laminado hidrófugo), tras colocar el cartucho en la pistola hay que cortar la punta.

Mejor, con cinta

La idea es que el cordón sea lo más grueso posible, pero siempre ajustándose a la junta a rellenar. Para conseguirlo cortaremos la punta en un ángulo de 45º, nunca en sentido perpendicular. Hay cartuchos que llevan marcadas líneas para poder cortar con seguridad. Antes de aplicar la silicona, muchas veces merece la pena pasar un rato colocando cinta de carrocero a ambos lados de la junta. Gracias a este truco, lograremos cordones rectos y limpios sin manchas las superficies adyacentes.

Alisar el cordón

Sellar junta lavabo

Tras colocar la cinta, empezaremos a aplicar el cordón de silicona sobre la junta. Es aconsejable hacerlo de una vez, sin dejar de apretar el gatillo de la pistola, y depositar el producto de forma regular. Si por cualquier razón tenemos que parar, cuando sigamos aplicando silicona nunca hay que “montar” los extremos del cordón. Es mejor continuar exactamente donde lo dejamos. Tras extender el material hay que alisarlo: se puede hacer con espátulas especiales, a la venta en establecimientos de bricolaje o ferreterías, pero también podemos hacerlo con el dedo índice mojado en jabón líquido.

Retirar silicona vieja

Cuando la junta esté sellada, procederemos a retirar la cinta de carrocero para terminar nuestro trabajo. Si lo que queremos es retirar silicona vieja, lo mejor es comprar una cuchilla especial (las hay en centros de bricolaje, ferreterías…), como por ejemplo las de la firma Wolfcraft o la de Ceys. También hay productos que ablandan la silicona para poder retirarla con mucha más facilidad. Y si queréis un buen trabajo de sellado y renovación de las juntas de vuestra cocina o baño, ya lo sabéis:  entrad en Tumanitas.com.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario