Compost casero: abono barato y ecológico

Compost casero: abono barato y ecológico

 

 

mini-compost-huerto

Hoy de nuevo vamos a dirigirnos a nuestros amigos los bricolajeros, pero en este caso os voy a comentar un trabajo para hacer uno mismo y con el que mejorar el aspecto de nuestro jardín o huerto. La idea es reciclar los desechos orgánicos para preparar nuestro propio compost, es decir, un sustrato totalmente natural y ecológico que servirá para abonar el terreno y conseguir que las plantas estén bien nutridas para el resto de la temporada. El compost no sólo es barato (prácticamente gratis), sino que es una medida estupenda de reciclaje, ya que hace que podamos sacar partido a los restos orgánicos de nuestra basura y poder aprovecharlos para obtener un nuevo producto útil para el jardín.

 Lo primero que hay que hacer es construir u obtener el recipiente adecuado. En los centros de jardinería y los viveros se venden las llamadas compostadoras, que son contenedores de distintos tamaños en los que la manufacturación del compost se hace en las mejores condiciones posibles. Pero puestos a ser totalmente ecológicos, también podemos fabricar nuestra propia compostadora con tablas y tela metálica. Si empleamos para su construcción maderas de desecho (por ejemplo, palés de obra: una madera estupenda y totalmente gratis), podremos fabricar un recipiente a la medida que más nos interese. Para hacerlo, se pueden poner varias tablas para forrar los laterales, o bien hacerlo con tela metálica; también hay que confeccionar una tapa de quita y pon.

 Una vez construido el recipiente, hay que colocar en el fondo una capa de unos 25 cm de espesor de residuos orgánicos. Sobre ella pondremos otra capa de material grueso natural (son perfectas las ramitas y los palitos resultantes de la poda, u obtenidos en algún bosque). Los restos y el material grueso se mezclan ligeramente y después se colocan más capas en el mismo orden, terminando con una de ramas. Se puede añadir cal a la mezcla para favorecer el proceso y evitar la acidificación; también hay productos especiales que aceleran y mejoran el compostaje.

Pasados 6 meses, hay que dar la vuelta a las capas y dejarlas fermentar unos 4 meses más. La compostadora, durante todo este tiempo, debe estar situada en un lugar a media sombra y lejos de la vivienda, para que no se note cualquier olor desagradable. Una vez pasado el tiempo de rigor, hay que extender el producto sobre la tierra, preferiblemente entre los meses de marzo y abril.

Foto: Joi.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

1 COMENTARIO

Deja un comentario