Cómo hacer un presupuesto

Cómo hacer un presupuesto

1

Presupuestos

El post de hoy va dedicado a los principiantes en el sector de las reformas. Los profesionales que llevan años en la “faena” saben de sobra cómo deben hacer un presupuesto a sus clientes, ya que los años de experiencia enseñan mucho. Pero todos hemos sido novatos alguna vez, y si hay algo que desconcierta y preocupa a cualquier profesional al principio es cómo hacer un presupuesto sin equivocarse: ni por exceso, ni por defecto. Vamos a ver algunos consejos que os pueden ayudar.

– Establecer un precio por hora. Podéis hacerlo en general o dependiendo del trabajo que vayáis a realizar. Mi consejo es que lo hagáis igual para todas las tareas: facilitaréis vuestros cálculos y dará confianza al posible cliente. Para saber cuál es el adecuado, recurrid a otros profesionales, a convenios, a organizaciones sindicales… Y también, tened en cuenta cuáles queréis que sean vuestras ganancias. Pensad que un trabajador que empieza tiene que abaratar un poco los costes, ya que no cuenta con la experiencia y el buen hacer que dan los años en la profesión.

– Tener en cuenta los impuestos. Lo de trabajar en negro os lo desaconsejo por muchas razones, pero sobre todo porque puede ser perjudicial para vosotros mismos. La decisión es vuestra y la responsabilidad, también. En el precio por hora, tener presente que habréis de restar el IRPF y sumar el IVA, con lo que al final se quedará tal y como está; pero luego habréis de pagar el IVA (21%) en la declaración trimestral.

– Personarse en el lugar. Si podéis, acudid al lugar donde se realizará el trabajo para calcular bien las horas que le dedicaréis. Si no puede ser, solicitad toda la información posible: dimensiones, estado… Incluso fotografías.

– El coste de los materiales. En el presupuesto, os aconsejo que lo indiquéis aparte. También podéis dar la oportunidad al cliente de que los adquiera por su cuenta si el presupuesto le parece elevado. Podéis presupuestar varios tipos materiales para que el cliente elija si prefiere calidad media, alta… Añadid siempre un 10% al coste de material para cubrir posibles imprevistos.

– Considerar los extras. El transporte, la gasolina del coche si hay que trasladarse, el papeleo (si el cliente quiere que se lo resolváis), los extras (por ejemplo: a la hora de restaurar un mueble antiguo, el informe de la restauración…)… Dedicad un rato a pensarlo todo bien. Es mejor no “pillarse los dedos”, porque al final podéis tener dos problemas: decirle al cliente que el trabajo va a ser más caro de lo que pensabais, algo que no dirá mucho en vuestro favor; o no sacar el rendimiento adecuado a vuestro trabajo. Nunca está de más añadir un pequeño porcentaje de “imprevistos” a nuestro presupuesto.

– Consultar la Guía de precios de Reformas de Tumanitas.com. Encontraréis referencias de precios para todos los trabajos relacionados con las reformas y la construcción, por zonas geográficas y perfectamente contrastadas. ¡Una ayuda inestimable!

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

1 COMENTARIO

Deja un comentario