Como colocar un grifo

Como colocar un grifo

Veamos cómo podemos instalar griferías en sanitarios.

Instalación: las griferías actuales disponen de una base que se instala mediante la rosca que incorpora. Instálalo en el orificio del lavabo o fregadero sujetando esa base con la junta y la tuerca con la ayuda de una llave inglesa. Los grifos de pared se instalan de distinta forma.

Tuberías: cuando hayas fijado el grifo veras que bajan dos tubos de unos 10 mm de diámetro (el que tiene una marca azul es para el agua fría y el que tiene una marca roja para la caliente). Son de una material que puede ser flexible o rígido pero se puede curvar para adaptarlos al espacio disponible. Si fueran demasiado largos puedes cortarlos con un corta tubos para cobre.

Llaves de paso: los tubos antes mencionados debes empalmarlos a la llaves de paso de codo ( lado 3/8″) que se encuentran bajo el lavamanos. Te recomendamos empalmar la tubería del grifo directamente a la llave de paso, soldándolos o usando racores de presión o flexibles asegurando su hermetismo.

Tubos flexibles: disponibles en diferentes longitudes, son de caucho sintético recubierto de un trenzado en acero inoxidable. Acaban en una tuerca para sujetarlos a la llave de paso. Algunos disponen de unos extremos cónicos que aseguran el hermetismo sin necesidad de realizar soldaduras ni reforzar las juntas. Los tubos flexibles son más fáciles de instalar.

Los acabados: los grifos disponen de un filtro perlizador. Lo puedes desmontar y te recomendamos que lo limpies regularmente para eliminar la cal. Este filtro elimina las salpicaduras y regula el caudal para producir un chorro agradable para lavarse las manos.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario