¡Collares los tengo a pares!

¡Collares los tengo a pares!

0

jewelry-420018_1280

Igual que las bicicletas no son sólo para el verano, los collares no son sólo para el cuello. Pueden participar de la decoración de nuestro hogar de una forma natural. No lo dudes. Desempolva la caja de los collares, desenrédalos (esta fase es la más dura), y ponlos encima de la cama agrupados por colores. A continuación, lee este post y después selecciona a cuáles vas a dar protagonismo y el lugar que le corresponderá a cada uno. La semana próxima podrás repetir el proceso, ¿no es genial? Además, los tendrás a la vista así que seguramente te los pongas más que si están guardado en una caja.

Jarrón de cristal

Corre a por ese jarrón de cristal al que no has dado uso en décadas. LLénalo de collares, procurando que se vayan entremezclando para darle más originalidad. ¿Qué te parece si lo colocas en tu entrada? Seguro que hasta te pondrás alguno justo antes de salir de casa. Cuando regreses acuérdate de dejarlo en su sitio, y habrá cambiado el diseño. Como ves, todo son ventajas.

Pomos de los armarios

Coloca los más cortitos en los pomos de los armarios. Si prefieres los largos, dales un par de vueltas para que no cuelguen demasiado. Otra alternativa es dejar el collar colgando y hacerle un nudo hacia la mitad aproximadamente. Cualquiera de las tres elecciones le darán un aire chic y desenfadado a los roperos, como si siempre estuvieras a punto de salir.

Complemento decorativo

Encima de tu aparador del salón has dispuesto tres velones preciosos, pero te da la sensación de que está un poco desangelado. Le falta algo. !Claro¡ Le falta tu maravilloso collar de piedras de diferentes colores extralargo. En efecto, colócalo rodeando la base de las velas, pasando entre ellas o creando un cerco alrededor de las mismas. Prueba con distintas maneras hasta que dés con la que más te convenza. Te aseguro que te sorprenderá el resultado.

Te hemos abierto un mundo de posibilidades. No olvides comentarnos las ideas que se ocurran con este elemento. Déjame pensar…Quizá pendiendo de una esquina del espejo del cuarto de baño…Ahí lo dejo.

 

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario