Casas prefabricadas: ¿la solución a los problemas?

Casas prefabricadas: ¿la solución a los problemas?

0


Los sistemas de construcción prefabricados han sido en muchas ocasiones tema de este blog de TuManitas. En nuestro país no hay mucha tradición en lo que respecta a este tipo de construcciones, pero en otros lugares como Francia y Alemania, que nos llevan (todo hay que decirlo) bastante ventaja en lo que a progreso, ecología y tecnología se refiere, son algo más que habitual. Y eso que allí hace más frío… La cuestión es que, a pesar de que parece que no son muy habituales, las empresas que construyen viviendas prefabricadas siguen proliferando en nuestro país y aguantando el chaparrón de la crisis.

Frente al desastre de la construcción en los últimos años, muchas personas que disponían de un terreno (urbano o urbanizable, ¿eh? Nada de terrenos rústicos…) se han planteado erigir una de estas curiosas construcciones. Además de las viviendas prefabricadas, también existen las llamadas “casas de madera”. No son lo mismo; de hecho, una casa de madera puede costar incluso más que una de ladrillo. Una de las ventajas principales de estas viviendas es la rapidez de su construcción; en tan sólo un mes, o incluso menos, podemos estar recibiendo las llaves de nuestra flamante nueva casa.

Hoy día los problemas de calefacción y aislamiento de estas viviendas están prácticamente solventados, aunque yo no las recomendaría en climas extremos. Eso sí, el hecho de que la gran mayoría esté construida con paneles de madera implica que hay que someterlas a un intenso mantenimiento; es decir, barniz y/o pintura todos los años. Además, uno de los problemas principales que presentan estas viviendas es la financiación; hay empresas que la ofrecen, pero pocos bancos que estén dispuestos a hacerlo.

Lo cierto es que son una buena solución a ciertos problemas, pero no a todos. Quizás el que tenga un terreno en el que se pueda construir y quiera edificar una vivienda de fines de semana, o incluso una primera vivienda, hará bien en informarse sobre la posibilidad. El ahorro monetario, realmente considerable; y también el de tiempo, pueden hacer que la balanza se incline hacia la elección de una vivienda prefabricada.

Imagen: Wikipedia.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario