Carretillas elevadoras

Carretillas elevadoras

carretillas elevadoras

Las carretillas elevadoras son unas herramientas muy útiles en los trabajos de construcción ya que nos permiten mover pesadas cargas de forma muy rápida y sin realizar apenas ningún esfuerzo. Las carretillas elevadores presentan otra serie de nombres como grúa horquilla o montacargas. Habitualmente los trabajadores de la construcción también se refieren a ellas con el nombre de toro. La mayor parte de las personas opinan que las carretillas elevadoras son un tipo de tecnología bastante moderna pero lo que mucha gente no sabe es que el primer prototipo de montacargas fue diseñado y construido en una época tan temprana como el año 1851 por el inventor Waterman lo que nos sitúa ante un vehículo con mucha historia.
Tal vez te estés preguntando qué son exactamente las carretillas elevadoras. Pues bien, las carretillas elevadoras son cualquier tipo de vehículo que se encuentre compensado, debido a la carga que puede trasportar en su parte delantera, en su parte trasera. Las cargas se sujetan gracias a dos horquillas situadas en el frente del vehículo sobre las que suelen colocarse tarimas y palés sobre los que se deposita la carga.

Obviamente nos encontramos ante un tipo de vehículo bastante pesado que se construye, normalmente, en acero dada la resistencia y durabilidad del material. Las carretillas elevadoras cuentan con diversos tipos de motores. Los motores utilizados pueden ser motores diésel, motores eléctricos o motores de combustión interna (ya sean accionadas por gas natural comprimido o gas licuado de petróleo). El tipo de motor que se utilice es bastante más importante de lo que pueda parecer en un principio ya que hay que tener en cuenta que este tipo de vehículos se emplean, normalmente, en interiores. Los lugares más frecuentes en los que se emplean las carretillas elevadoras son centros de distribución o almacenes por lo que hay que tener en cuenta en todo momento las emisiones de estos vehículos y los sistemas de ventilación de las naves. Por supuesto en todos los países existen normativas que regulan su uso. En el caso de España la normativa vigente que afecta a las carretillas elevadoras es la del Real Decreto 1215/1997.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

1 COMENTARIO

Deja un comentario