Calefacción por suelo radiante: nuevas placas aislantes

Calefacción por suelo radiante: nuevas placas aislantes

Con el frío siberiano que azota toda la Península, desde luego mal estará el hogar que no tenga calefacciónUno de los sistemas más interesantes, ecológicos y confortables que existen en materia de calefacción (e incluso climatización en algunos casos) es el del calor radiante, que en ocasiones hemos mencionado en este blog. La calefacción radiante puede ir instalada en suelos, techos e incluso paredes, pero hoy por hoy lo más normal es que se coloque en el suelo, por lo que en muchos casos al sistema se le denomina directamente suelo radiante.

La idea es muy sencilla: unos tubos de agua circulan por encima de unas placas aislantes, en las que quedan “enganchados” mediante un sistema de tetones entre los cuales circulan, como se puede ver en la foto. El agua se calienta gracias a una caldera similar a la de cualquier sistema de calefacción a gas (o a gasóleo, dependiendo del caso). La calefacción radiante tiene como principal ventaja que resulta muy confortable y saludable; además, evita tener que poner radiadores ni sistemas vistos de irradiación de calor, lo que contribuye en gran manera a mejorar la estética de las casas.

De todas maneras, no todo son ventajas; es un sistema algo costoso, sobre todo si no se va a colocar en una obra nueva, ya que implica levantar todos los suelos y volverlos a colocar. Además, no está indicada para pavimentos de madera ya que este material es un mal conductor del calor; lo mejor es poner suelos de cerámica, perfectos para este tipo de calefacción.

En la imagen podemos ver unas nuevas placas aislantes pertenecientes al sistema Poliradiante Impacto, que con tan sólo 10 milímetros de espesor mejoran considerablemente el aislamiento acústico y térmico; además, su sistema de tetones contribuye a facilitar en gran medida la instalación del sistema de calefacción. Las fabrica y distribuye el Grupo Murali.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

2 COMENTARIOS

Deja un comentario