Botes mágicos

Botes mágicos

0

Parece magia, pero no lo es, tan solo algo de química y unos compuestos bien determinados. Una luz dentro de un bote de cristal es una imagen preciosa, poco utilizada y original donde las haya. Tú mismo lo puedes hacer en casa, es muy sencillo y decora como nada. Da ese toque tan distinto a una casa, la llena de personalidad y alegría. Existen varios métodos:bote luz

Bote Mágico

Este es uno de los que más nos gustan, porque capta a la perfección el ambiente que queremos crear. Un lugar mágico, al que acudir cuando apagas las luces. Observarlo y perderse en su profundidad.

Para realizarlo tan solo necesitas un bote normal y corriente de cristal, algo de purpurina y una barrita luminosa. Esta última es de esas barritas que suelen dar en las discotecas y que al romperla da luz. Las venden en muchas tiendas, así que no te costará encontrarla.

El proceso es muy simple, corta la barrita y deja caer el líquido que contiene dentro del bote. Esta es la única parte aparatosa, ya que costará un poco que salga. Después introduce la purpurina y cierra el bote. Agítalo un poco y envuélvete en su elipsis de luz y color.

Fiestas temáticas

Si quieres dar a tu fiesta un punto diferente puedes utilizar este otro método para crear botes con luz. Apúntalo porque es mucho más casero, así que no necesitarás comprar casi nada. Necesitarás cerrillas, lejía y agua oxigenada. En primer lugar hazte con un buen bote de cristal, que cierre bien no queremos que chorree en la alfombra.

El proceso es sencillo, has de mezclar estos elementos, tranquilo… no es peligroso. Primero corta la parte del fosforo de las cerillas. Por los menos necesitarás unas quince. Después debes introducirlas en el bote y añadir tres taponcitos de agua oxigenada. Posteriormente un buen chorro de lejía. Para terminar, cierra el bote y agítalo, ¡parece magia!

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario