Barniz casero, una buena opción para tus muebles

Barniz casero, una buena opción para tus muebles

Para los amantes del bricolaje especialmente hacendosos, hoy os traemos un truco de bricolaje sencillo, interesante y, sobre todo, útil. Se trata de un barniz casero que podrás aplicar a tus muebles para proteger y nutrir la madera.

¿Los ingredientes? Pues muy sencillo…

-1 litro de aceite de linaza (para hervir)

– Aguarrás

– Parafina

Preparación del barniz

Vamos a ello. Lo primero que hay que hacer es calentar la parafina al baño maría e ir incorporando lentamente el disolvente. Te rogamos máxima precaución en esta operación, pues el disolvente es altamente inflamable.  Por otro lado, hierve el aceite de linaza en otro cazo durante unos minutos. Finalmente, junta ambas mezclas hasta formar un conjunto homogéneo y deja enfriar.

Aplicación

Para su aplicación, es necesario que el mueble a tratar no cuente con ningún barniz sintético previo.  Hazte con un rodillo o pincel, y extiende el preparado por toda la superficie del mueble, de un modo uniforme. Si la madera a cubrir es excesivamente absorbente, aplica dos manos de barniz, eso sí, deberás esperar 24 horas entre la aplicación de una capa y otra.

Cuando haya trascurrido media hora tras la aplicación, elimina los excesos con un paño húmedo. Así evitarás que el preparado se acumule y se formen antiestéticas irregularidades.

Por útlimo, si deseas tu barniz con un toque de color, deberás proveerte de tierras de colores u óxidos aplicables a maderas. Así lograrás proteger tus muebles frente a las inclemencias meteorológicas, además de animarlas con un sutil efecto colorante.

Imagen: Amazonaws.com

 

 

 

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario