Ascensores en comunidad, un caso de conflicto

Ascensores en comunidad, un caso de conflicto

Uno de los conflictos más habituales en una comunidad de vecinos es la instalación del ascensor. ¿Cuáles son los términos a tener en cuenta antes de acometer (o no) la instalación?. Veamos un ejemplo frecuente.

A la hora de instalar un ascensor, unos vecinos pueden manifestarse a favor y otros en contra, especialmente los vecinos de las primeras plantas. La instalación de un ascensor repercute en un aumento de la mensualidad que no todos están dispuestos a asumir. En este caso, deberán estar deacuerdo con la instalanción la mayoría de los vecinos, inclusive los residentes en las primeras plantas. Así, la Ley de Propiedad Horizontal establece en su Artículo 11  que, si la cuota de instalación sobrepasa el importe de tres mensualidades ordinarias de gastos comunes, el vecino obligado no deberá abonar la suma.

En los casos de sustitución del ascensor, todos los vecinos están obligados a cumplir con la derrama, independientemente de que lo acepten o no. En cambio, si el ascensor funciona pero tan sólo se desea un cambio por una simple mejora, los vecinos en contra no están obligados a invertir.

En el caso de la existencia de vecinos con minusvalías, la cuestión varía sensiblemente: bastará con el acuerdo de las tres quintas partes de los propietarios, quedando todos los vecinos obligados a abonar la cuantía.

Estos temas siempre están sujetos a las modificaciones legislativas y a diferentes interpretaciones. No osbtante, si deseas más información en cuanto al tema, te recomendamos acudas a un abogado experto en la Ley de Propiedad Horizontal.

Imagen: Hotfrog.es

 

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario