Arreglos fáciles de bricolaje (XVI)

Arreglos fáciles de bricolaje (XVI)

Qué mejor para el domingo que relajarnos y disfrutar de una nueva entrega de nuestros Arreglos fáciles de bricolaje, una sección que cada día tiene más adeptos entre los particulares y profesionales de TuManitas. Trucos, consejos y técnicas al alcance de todos los que tengáis la disposición y las ganas de solucionar pequeños problemas o realizar sencillos trabajos en el hogar, siempre, eso sí, dejando los trabajos “serios” a los profesionales más competentes (que, por supuesto, están todos en ¡TuManitas!) Hoy vamos a solucionar un problema muy habitual: pegar objetos de cristal y metacrilato; y también veremos por qué a veces, el aire acondicionado no refresca bien… Todo un problema en estas fechas en las que el calor aprieta, y mucho.

Cómo pegar cristal y metacrilato: dando por hecho que la rotura de un cristal es algo irreparable, a veces es posible recuperar objetos cuyas piezas se han desprendido o quebrado, con productos específicos. En los centros de bricolaje existen adhesivos especiales para pegar vidrio y cristal, que quedan totalmente invisibles; como curiosidad, sabed que los más eficaces son los que se activan al ponerlos a secar a la luz del sol. En ocasiones, se pierden pequeñas piezas y hay que rellenar los huecos; es el momento de utilizar adhesivos de tipo epoxi, que realizan uniones tan fuertes como una soldadura en frío, y cuya densidad los hace aptos para rellenar holguras. En este caso, el arreglo quedará visible porque estos productos no son transparentes. Para pegar metacrilato, lo mejor es utilizar también productos epoxi, ya que el cianocrilato (los adhesivos como Super Glue de Loctite y similares) estropea la superficie de este material si lo mancha; queda rugoso y mate. Siempre hay que tener mucho cuidado a la hora de utilizar productos químicos en contacto con este material, porque es muy delicado.

¿El aire acondicionado no refresca lo bastante?
Probablemente sea un problema de frigorías. La capacidad de refrigeración de los equipos se calcula en BTU/hora; para que os hagáis una idea, una estancia de 40 m2 puede climatizarse con un equipo de 5.000 BTU/Hora. Eso sí, siempre hay que tener en cuenta la orientación de la estancia, la cantidad de puertas y ventanas, el aislamiento… Es muy importante que el instalador del equipo acuda previamente a la vivienda para calcular cuál debe ser el rendimiento del aparato que se colocará, y así os curaréis en salud.

Imagen / Duke Lenoir.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario