Arreglos fáciles de bricolaje (VII)

Arreglos fáciles de bricolaje (VII)

Una nueva edición de una sección que está teniendo bastante éxito entre nuestros lectores: los arreglos fáciles, trucos y consejos de bricolaje. En este caso, vamos a ver cómo se puede solucionar un problema muy común en todas las viviendas: eliminar o disimular en lo posible una quemadura en una mesa de madera.

Las quemaduras son las agresiones que peor soporta la madera, ya que el fuego destruye las fibras de la madera de forma irrecuperable. En estos casos sólo hay dos opciones: la primera es intentar decolorar la zona para recuperar en lo posible el tono más claro del material, y la segunda es retirar la zona quemada y rellenarla con un parche de madera, a ser posible de la misma especie, color y veta similar.

Decolorar una quemadura no es complicado, pero a veces los líquidos no lo consiguen. Para intentarlo, primero hay que lijar la zona hasta eliminar las fibras quemadas y la ceniza. A continuación se aplica agua oxigenada de 110 volúmenes (peróxido de hidrógeno) con un pincel barato encima de la mancha, para luego dejarla secar; esta operación hay que repetirla varias veces hasta que veamos que la mancha se decolora. El ácido oxálico también se suele emplear; se mezcla con agua hasta hacer una pasta que se pone sobre la zona afectada, y se deja que actúe para decolorar la zona quemada. Para terminar, hay que aclarar todo con agua limpia.

Si estos trucos no resultan, habrá que serrar la zona afectada y colocar en su lugar otro trozo de madera encolado. Éste es un trabajo difícil; si no os véis capaces, como siempre lo mejor seá acudir a un ebanista o restaurador profesional. Y para eso, ya sabéis dónde tenéis la mejor solución: ¡TuManitas es vuestra ayuda profesional!

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario