Arreglos fáciles de bricolaje (V)

Arreglos fáciles de bricolaje (V)

Seguimos con las consultas, inquietudes, trucos y consejos para todos nuestros lectores, en un nuevo post sobre trabajos de bricolaje para hacer uno mismo en casa. En el post de hoy aprenderemos a encolar con fiabilidad una silla desvencijada, y sabremos también un buen truco para reparar bañeras desconchadas.

Sillas que “bailan”: así se arreglan.

Para pegar perfectamente una silla lo normal es desensamblarla entera, para poder encolarla a fondo y evitar que se vuelvan a separar las piezas. Para ello, necesitarás un mazo de goma con el que golpear con cuidado las patas y conseguir que se separen. Antes de hacer esto, pega trocitos de cinta de carrocero en las piezas y numéralas, para saber luego qué parte encaja en cuál.
Una vez desensamblada la silla, aplica cola blanca de carpintero de buena calidad para volver a pegar las piezas. Encaja de nuevo las espigas en las mortajas, siguiendo la numeración, y ajusta luego el conjunto golpeando de nuevo con el mazo. Deja secar bajo presión de sargentos durante unas horas; si no tienes sargentos, utiliza una cuerda fuerte, como las de tender, y unos cartones para proteger la madera, haciendo un torniquete con un listón (puedes verlo en la foto).
Cuando la cola esté seca, retira los sargentos o las cuerdas. Si quieres reforzar bien las uniones, haz agujeros con el taladro en la madera, atravesando la caja y la espiga, e introduce espigas de madera con cola. Deja secar, sierra y lija el sobrante de la espiga y pinta o tiñe el extremo de ésta para disimularlo.

¿Cómo disimulo los desconchados en una bañera?

Pintar una bañera es un trabajo bastante complicado, que sólo sale a cuenta en determinadas ocasiones: cuando vivimos en una casa de alquiler o de manera temporal, y no queremos gastarnos dinero en la instalación de una bañera nueva; cuando tenemos una bañera antigua que nos gustaría conservar, cuando el arreglo es muy pequeño y no está muy a la vista… Para hacerlo bien, hay que rellenar el hueco de la pintura desconchada con una pasta cerámica de dos componentes (tipo Nural), dejar que se seque y lijarla para igualar con el resto de la superficie. Después, tendrás que pintar la pasta del color de la bañera; lo mejor es emplear un esmalte en aerosol. Así no quedarán marcas de brochazos. Si te animas, puedes pintar toda la superficie de la bañera e igualarás todo el tono.

Imágenes: Emdot, Toprural.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario