Arquitectura social: proyecto en NY

Arquitectura social: proyecto en NY

Antes...
Antes...

El proyecto que os menciono a continuación es uno de los más interesantes que he visto últimamente. Se trata de un fantástico ejemplo de lo que la ilusión y la perserverancia, junto con la iniciativa privada, pueden lograr con vistas a mejorar la estética y el urbanismo de una ciudad. El proyecto se llama The High Line, y está encaminado a rehabilitar la vía ferroviaria de la ciudad de Nueva York, sacando partido a un espacio emblemático pero abandonado, como es esta vía ferroviaria de mercancías, que quedó fuera de servicio en 1.980,  y que es el ejemplo que ilustra nuestro post.

 “We did it” (“Lo hicimos”): éste es el resumen de un proyecto que engloba muchas de las esperanzas de la arquitectura social actual. Nueva York y su vía ferroviaria dedicada al transporte de mercancias y en fuera de servicio desde 1980, se ha convertido en un parque urbano de 2.5 km que recorre la metrópolis por su lado Oeste desde el distrito de Meatpacking hasta el distrito 34, gracias a la ilusión, la perseverancia y la ayuda privada.

... Y después
... Y después

Tras superar todos los obstáculos burocráticos, se ha inaugurado la primera etapa de 800 metros de recorrido y con un coste de 152 millones de dolares. Por fin se puede disfrutar de un antiguo espacio abandonado de la ciudad, reconvertido en un parque que incluye más de 100 especies inspiradas en la naturaleza del paisaje sembrado por el desuso.

 El proyecto incluye una nueva sede para el Museo de Arte Americano, que ha sido diseñada por Renzo Piano. No os perdais toda la recopilación arquitectónica, fotográfica, visual y histórica de su web oficial.

 www.thehighline.org

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

2 COMENTARIOS

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Antes… El proyecto que os menciono a continuación es uno de los más interesantes que he visto últimamente. Se trata de un fantástico ejemplo de lo que la ilusión y la perserverancia, junto con la iniciativa privada, pued…

Deja un comentario