Antes de reformar… Informar(se)

Antes de reformar… Informar(se)

1

Hacer una reforma en la vivienda es algo que puede traernos muchos, pero muchos quebraderos de cabeza. Y eso es algo que sabemos tanto los particulares, como los profesionales. Quienes se lanzan al “planeta reformas” sin pensárselo bien y se tiran a la piscina sin antes haber consultado todo lo necesario, suelen lamentarlo a fondo, y por eso creo que hoy vamos a dar un pequeño repaso a todo lo que hay que contemplar cuando queremos comenzar con una reforma en nuestro hogar.

En primer lugar, algo que, supongo, todo el mundo tiene en cuenta: aquello tan famoso de “busque, compare…”. Eso de contratar al primero que aparece o al amigo del cuñado del primo es un error. No digo que no vaya a salir bien, pero sí pienso que el tiempo que pasemos buscando presupuestos e informándonos sobre la experiencia y profesionalidad de las empresas, lo recuperaremos con creces a la hora de los resultados. No olvidéis que a través de TuManitas.com esta tarea es mucho más sencilla. No tendréis que ir a buscar los presupuestos; más bien, los presupuestos irán a buscaros a vosotros…

Un tema delicado es algo que traté la semana pasada: los permisos y licencias. No voy a volver sobre el tema, ya que podéis acceder al post y leerlo con detenimiento; pero sí creo que es importante recordaros que es mejor conseguir los permisos y las licencias necesarios, que arriesgarse a pagar una multa o a tener problemas con la comunidad de vecinos.

¿Compro yo los materiales o lo dejo a cargo de la empresa? Pues depende. Depende del tiempo que tengas, de si estás dispuesto a pasar los fines de semana recorriendo almacenes, de si quieres unos materiales muy concretos o no te importa que la empresa los escoja por ti… Lo que sí es crucial es que, si dejas que sean los profesionales los que compren el material, mantengas un control sobre los gastos y los precios.

Algo importantísimo es cerrar el presupuesto desde el principio, así como el tiempo aproximado de la obra. No olvides que tu tiempo también es dinero, y si tienes que estar unos días fuera de tu casa probablemente eso también repercuta en tu bolsillo. Es una buena idea incluir en el presupuesto un porcentaje para “gastos imprevistos” y así cubrirte un poco las espaldas frente a todo lo que pueda surgir. Y no olvides visitar las obras todos los días, para comprobar los progresos.

¡Felices reformas!

Imagen / Viajar24horas.com.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

1 COMENTARIO

Deja un comentario