Alquiler de herramienta: una estupenda opción

Alquiler de herramienta: una estupenda opción

1

Los amantes del bricolaje y las reformas caseras sabemos perfectamente lo “sufrida” que es nuestra afición: no sólo tenemos que procurar que nadie tenga que pagar las ruidosas consecuencias de este peculiar hobby, sino que también tenemos que enfrentarnos con inconvenientes como la compra de herramientas, con lo que supone en cuanto a desembolso económico y problemas de almacenaje, por ejemplo.

Pero, como siempre, existe una opción que puede solucionar este problema a muchos manitas aficionados e incluso profesionales, que conocen el tema más que de sobra. Se trata del alquiler de herramientas, mediante el cual puedes conseguir útiles y maquinaria de estupenda calidad para realizar cualquier trabajo o reforma, pagando sólamente por el tiempo que los vayas a emplear.

Esta solución es perfecta cuando lo que necesitamos son máquinas muy caras y de una cierta envergadura, que además es posible que nunca volvamos a necesitar. ¿Ejemplos? Una hormigonera, un compresor, un martillo neumático… Por lo general el sistema funciona pagando una fianza, además de lo que cueste el alquiler, que os devolverán cuando llevéis la máquina de vuelta al establecimiento.

Lo mejor de todo son los estupendos precios que tiene esta modalidad de alquiler.
¿Que necesitáis un taladro percutor y vuestro cuñado (que os lo suele prestar) está de vacaciones? Pues por unos 18 euros el día o 40 euros la semana, podéis conseguir uno en perfectas condiciones y de la mejor calidad. ¿Lo que os hace falta es una hormigonera para levantar un murete en el jardín? Pues el precio es de menos de 40 euros una semana. Los precios son del catálogo Alquílame de Tool Quick, y también pueden encontrarse en los Centros BRICOR. Hay muchas más empresas que se dedican al alquiler de útiles, herramienta y maquinaria; si comparas calidades y precios podrás conseguir las mejores ofertas.

Imagen: Rkimpweljr.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

1 COMENTARIO

Deja un comentario