Alquiler con opción a compra, revisamos las cuestiones clave

Alquiler con opción a compra, revisamos las cuestiones clave

El alquiler con opción a compra es una opción mixta que ha venido irrumpiendo con fuerza entre las modalidades contractuales de arrendamiento. Debido a la falta de recursos económicos de los nuevos compradores  junto con la inestabilidad actual, han sido muchos los contratos constuidos en nuestro país bajo esta nueva -y más holgada- posibilidad. Eso sí, dudas genera. Así que desde este post de TuManitas pretendemos arrojar algo más de luz para que decidas si finalmente deseas ser inquilino o propietario.

¿Qué es el alquiler con opción a compra?

Se trata de un contrato mixto en el que las partes contratantes pactan un periodo de arrendamiento (el cual debe ser de un mínimo de cinco años) y una opción de compra de la casa por parte del inquilino. En el caso de comprar la vivienda, al nuevo propietario se le descontaría un porcentaje de las cantidades aportadas en concepto de alquiler. El precio de la vivienda se fija en la firma del contrato, aunque puede ser revisado posteriormente. Mientras dura el arrendamiento, el inquilino  puede desgravarse  en la declaración del IRPF el 10,05% de lo abonado, siempre que sus ingresos se sitúen entre los 12.000 y los 24.020 euros anuales.

¿Y qué pasa con las subidas del IPC?

En cuanto a las subidas del IPC, el propietario puede ir actualizando el contrato de arrendamiento con los debidos aumentos. En el caso de comprar, las subidas del IPC no serán aplicadas.

Estoy percibiendo la Renta Básica de Emancipación. ¿Son incompatibles?

No, ni con la RBE ni con ninguna otra ayuda.

¿Quién paga las reformas?

Este ya es un tema más controvertido. Todas las condiciones deben estar previamente pactadas y firmadas: quién pagará los costes de las reformas, qué alcance tendrán y qué obligaciones tiene el nuevo inquilino en el caso de no querer comprar finalmente. Si no hay un acuerdo pactado previamente, el arrendador sólo estará obligado a asumir las obras necesarias para conservar la vivienda en las condiciones habitables.

Y si soy el propietario, ¿ puedo alquilar mi piso bajo esta fórmula?.

Por supuesto. Eso sí, ten en cuenta que se trata de un contrato muy complejo de redactar ya que existen múltiples variantes, por lo que lo más recomendable es encomendar esta tarea a un profesional.

Imagen: Inmobiliariagarcia.net

 

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario