Acabado en alto brillo para los muebles

Acabado en alto brillo para los muebles

Knightsbridge Pink Gloss

Todo empezó con los muebles de la cocina. En algunas tiendas y comercios del ramo, hace unos años empezamos a ver ese acabado con brillo de espejo que las tendencias habían dejado de lado a favor de las superficies mate. Fue llegar y triunfar: los muebles en alto brillo empezaron a llenar de luz nuestras cocinas, y de ellas salieron al resto de la casa. Hoy día es una de las tendencias que pegan más fuerte en decoración, y no es de extrañar: aporta modernidad, luz y un toque lujoso a cualquier espacio. Conseguir muebles con acabado alto brillo se puede hacer de diversas formas. Vamos a verlas…

 Muebles nuevos

La primera, lógicamente, es comprar los muebles realizados con este interesante material. Actualmente se pueden encontrar en prácticamente cualquier comercio de mobiliario, cocinas y/o baños que se precie. Si queréis abaratar los costes, tenéis dos opciones: la primera es acudir a distintos establecimientos para (como decía el famoso spot) “buscar y comparar”. A veces, las tiendas tienen restos que no pueden vender y los ponen a precios muy interesantes. La segunda es más cómoda y fácil: entrar en Tumanitas.com, proponer vuestro trabajo indicando que necesitáis encontrar los muebles de cocina a buen precio, y dejar que los profesionales que saben del tema se encarguen de conseguiros los más económicos.

Construyendo nuestros propios diseños

La segunda posibilidad es más bien para muebles individuales, ya que supone un trabajo importante. Consiste en comprar los tableros y hacer vosotros mismos el mueble que os interese. Hoy día, en algunos centros de bricolaje se venden tableros con acabado lacado alto brillo: podéis encargarlos ya cortados a medida, y lo que es aún mejor, canteados para un resultado profesional. Este tipo de tableros os vendrá genial para encimeras de mesas, puertas de armario, baldas de pared…

Pinturas revolucionarias

Y aquí va la tercera opción, que también es la más novedosa: la pintura. Aunque no lo creáis, existen productos diseñados para pintar los muebles (¡e incluso los sanitarios del baño o las baldosas!) logrando ese efecto tan buscado. Atención al nombre de la pintura que he descubierto últimamente: se llama Resinence y se vende en algunos centros de bricolaje, aunque no es fácil de encontrar. Consiste en dos productos, ambos de tipo epoxi (dos componentes): el primero da color y el segundo aporta ese intenso brillo tan espectacular. Los resultados son impresionantes. Esta pintura os permitirá cambiar el aspecto de vuestra cocina o baño por un presupuesto mucho más asequible.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

4 COMENTARIOS

  1. Últimamente he visto muchos muebles con estos acabados y me parecen muy lindos y revolucionarios. No sabía que esta clase de acabado se puede hacer en casa con los muebles del hogar, investigaré un poco más esto, especialmente lo que tiene que ver con la combinación de pinturas, porque quiero que mis muebles se vean excelentes.

  2. Esta clase de muebles me encantan, desde que los he visto en la vidriera de un local me han dejado con la boca abierta, para la cocina son ideales, le dan un toque realmente contemporáneo, y depende el color podemos mezclarlos con decoración minimalista.

Deja un comentario