Soleras secas para rehabilitación de espacios

Soleras secas para rehabilitación de espacios

La rehabilitación de viviendas cada vez se enfoca más a la instalación de sistemas rápidos, eficaces y que impliquen poca obra. Es el caso, por ejemplo, de los tabiques de yeso laminado o construcción en seco (popularmente conocidos como “pladur”, por el nombre de la firma que los empezó a comercializar en nuestro país), que se usan para distribuir espacios sin obra o para trasdosar muros de fachada, de cara a mejorar el aislamiento. Los falsos techos de los mismos materiales son similares, y además existe también la posibilidad de instalar soleras secas para renovar, nivelar y aislar pavimentos de manera rápida, limpia y eficaz.

Las soleras secas están realizadas a base de paneles (de distintos grosores, dependiendo del aislamiento necesario) de yeso laminado. Se colocan directamente sobre el suelo a renovar, y además de aislar contribuyen a mejorar la resistencia al fuego de las estancias. Sobre ellas se puede colocar cualquier acabado: madera, cerámica, suelos vinílicos… Algunas de sus ventajas es que no aportan apenas sobrecarga a los forjados y no precisan de obra húmeda; por estas razones son tan adecuadas para trabajos de rehabilitación.

Para nivelar el suelo antes de poner solera seca, no se necesitan morteros, pastas autonivelantes ni elementos húmedos de ningún tipo. Los paneles se colocan directamente sobre un granulado en seco que las estabiliza; una vez instaladas, al día siguiente se puede proceder ya a pavimentarlas. Además, los paneles vienen provistos de una lámina aislante de poliestireno (de distintos grosores según la aplicación), que contribuye de manera muy eficaz al aislamiento acústico de las estancias. Las soleras secas son, finalmente, una de las mejores soluciones para suelos con calefacción radiante.

Imágenes
/ Knauf.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario