¿Se recupera el sector de la construcción en Europa?

¿Se recupera el sector de la construcción en Europa?

0

Leo hoy con sorpresa la siguiente noticia: La construcción europea comienza a dar signos de recuperación. Y digo con sorpresa, porque después de la que está cayendo y de las noticias que escucho todas las mañanas por la radio antes de empezar a trabajar, me parece imposible que un sector tan herido como el de la construcción comience a recuperarse, cuando las cosas están tan mal en todos los campos.

La construcción era la piedra angular de economías como la española, la irlandesa o la griega, que han sido las más afectadas de toda Europa por la crisis; ¿cómo, entonces, va a recuperarse esta actividad si el stock de viviendas construidas y sin vender es inmenso, y los bancos no dan financiación para adquirir inmuebles?

Cuando leo a continuación los datos, mi gozo en un pozo: no es un sueño, sino la cruda realidad. Comparando las cifras de 2009 con las de 2008, son peores y la actividad decrece de manera importante; lo que ocurre es que durante el mes de diciembre del año pasado, la actividad subió 0,5% con respecto a noviembre. Es una buena noticia, pero no es reveladora; habrá que esperar aún un tiempo prudencial para dar titulares tan “optimistas” como el indicado. O eso creo yo, vamos.

¿Y qué podemos hacer ante este panorama? Lo primero, intentar olvidarnos un poco de construir y construir sin límite, que es lo que nos ha llevado al desastre que vivimos. Y pensar más en conservar, reciclar, rehabilitar y aprender de los errores. La rehabilitación de las viviendas ya construidas es una de las apuestas punteras de los distintos gobiernos, que quieren incentivarla a base de ayudas y subvenciones. La edificación sostenible y las instalaciones de energías renovables son otros de los sectores con más futuro. Y la formación de los profesionales que se quedaron sin empleo (con la quiebra de las promotoras y constructoras) en estas nuevas materias, un punto crucial.

Iniciativas como TuManitas también deben ser bienvenidas, de cara a intentar facilitar la inserción laboral y el flujo del empleo dentro del sector de la rehabilitación y las reformas en el hogar. Es cuestión de levantarse y avanzar después de la caída, con vistas a crear un nuevo sistema económico más basado en la racionalidad y la sensatez que en el lucro desmedido. Seguro que podemos hacerlo.

Imagen:
Universiablogs.

¿Quieres presupuestos para un trabajo como este?

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario